For more information call 718-505-8506

Qué pasa si inmigración toca a mi puerta?

Qué pasa si inmigración toca a mi puerta?

 

Qué pasa si inmigración toca la puerta? Ésta es la pregunta que se hace la mayoría de familias inmigrantes en los EEUU.

La respuesta es más compleja de lo que podríamos pensar. Por ejemplo: ¿cómo sabe usted realmente que es inmigración quien toca a su puerta, y no es un vecino en busca de ayuda? o los bomberos? o la policía investigando un delito? Así que lo primero que debemos identificar en este caso es: Quién es esa persona al otro lado tocando la puerta, parece una advertencia lógica pero muchas veces necesaria, porque en una gran cantidad de casos, el miedo a “La Migra” ha provocado una gran cantidad de accidentes que pudieron ser evitados.

La ley de los EEUU dice que no se tiene que abrir la puerta a un extraño, que quien habita es dueño de ese espacio así sea bajo contrato de renta (por supuesto mientras el contrato sea vigente).

Entonces si quien toca a mi puerta es efectivamente un oficial de inmigración, puedo simplemente no abrir?

El debido proceso sería que los oficiales de inmigración lleven una orden firmada por un juez y si usted se encuentra en la casa y su perro o el llanto de un niño lo ha delatado, usted sentirá la presión de salir. Generalmente estos oficiales van buscando a una persona en específico, pero si no se encontraba en el hogar en ese momento ellos pueden solicitar documentos a cualquiera dentro de esta residencia y se llevarán a quien este indocumentado.

La única manera en que los oficiales entren por la fuerza, es si alguien al interior está pidiendo ayuda o si vienen persiguiendo a alguien y se mete a su casa; los oficiales podrán abrir la puerta en contra de su voluntad, de otra manera no podrán entrar a su hogar si usted no abre su puerta.

Realmente lo importante es prevenir que una situación como esta le ocurra a usted, prepararse para que en el momento en que usted se encuentre frente a un oficial de inmigración tenga como manejar la situación y esté protegido usted y su familia.

 

Cargando ...

Add Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Contact Us