For more information call 718-505-8506

Perdón 601 A: Remedio migratorio luego de haber entrado a los Estados Unidos sin visa

Perdón 601 A: Remedio migratorio luego de haber entrado a los Estados Unidos sin visa

La Ley de Inmigración y Naturalización (INA por sus siglas en inglés) prohíbe que cualquier persona que ingresó a los Estados Unidos ilegalmente/sin visa pueda convertirse en un residente legal permanente. Afortunadamente, si una persona entra sin inspección, puede solicitar el perdón 601 A, bajo la INA. Bajo este perdón el solicitante regresa a su país de origen y se entrevista con el cónsul estadounidense. Una vez la persona es entrevistada, si el perdón es aprobado la persona regresa a los Estados Unidos y recibe por correo su pasaporte con la visa  dentro de dos semanas. La persona es admisible para entrar a los Estados Unidos y obtiene su residencia legal permanente.

Este perdón requiere una evaluación minuciosa de cada caso para luego ser presentado a USCIS – agencia dentro del Departamento de Seguridad Nacional de los Estados Unidos que procesa el perdón y tiene la autoridad para negarlo o aprobarlo-. Es importante señalar que hay cuestiones más allá de la comprensión de una persona inexperta en inmigración que podrían desencadenar una negación del perdón 601 A, una barrera de entrada a los Estados Unidos o alguna demora que lo obligaría a quedarse en su país de origen por varios meses antes de entrar a los Estados Unidos.

Recientemente uno de nuestros clientes logró obtener su tarjeta de residencia en Ecuador, pero se enfrentó a una entrevista más complicada, aunque nuestro cliente ha estado casado con su esposa, una residente legal permanente, por más de cuatro años, tiene dos niños ciudadanos de los Estados Unidos y nunca ha sido convicto de ningún delito.

Por qué entonces su entrevista fue tan complicada?

Nuestro cliente fue al Consulado de los Estados Unidos en Ecuador con su esposa y su hija de ocho años (a pesar de que le habíamos instruido que debía presentarse solo a la entrevista). Después sus papeles fueron revisados por un empleado y él y su familia esperó por cuatro horas, luego fueron instruidos por un guardia del consulado estadounidense anunciándole que todos tenían que  ser entrevistados por el Cónsul de los Estados Unidos. El cliente, su esposa y su hija de ocho años fueron juramentados. Su esposa fue entrevistada primero; le preguntaron cómo obtuvo su tarjeta de residencia y a que se dedica. Luego su hija fue entrevistada. El cónsul le preguntó quién era su padre, en qué grado estaba  y cuántas veces había visitado Ecuador. Finalmente, le preguntaron al solicitante si había tenido algún encuentro con la policía.

La tarjeta de residencia de nuestro cliente fue aprobada, pagó $ 220.00 por la misma en el Consulado de los Estados Unidos en Ecuador. Recibió su pasaporte con la visa en dos semanas. El cliente y su familia ya regresaron Nueva York y están muy contentos y agradecidos por nuestros servicios.

Mientras mi cliente y su familia estaban esperando la entrevista conversaron con otros que también estaban allí para sus entrevistas. Les negaron la residencia a las dos personas que entrevistaron antes que a nuestro cliente y a su familia. Una fue denegada porque tenían DWI y la otra fue denegada porque había un presunto fraude en sus papeles. La esposa de nuestro cliente nos indica que el cónsul estadounidense negó la mayoría de los casos ese día y fue muy severo y estricto.

Por no seguir las instrucciones que le indicamos durante la preparación para su entrevista, nuestro cliente puso en peligro la posibilidad de convertirse en residente legal permanente.  Por suerte habíamos presentado con su perdón, una cantidad sustancial de evidencia relacionada a su matrimonio  y  habíamos preparados.

Llevar a su esposa y a su hija de ocho años podría haber afectado su caso porque ellas no fueron preparadas para responder preguntas del Cónsul de los Estados Unidos. Han habido casos en los que los solicitantes tuvieron que quedarse en su país de origen esperando los resultados de una prueba de ADN después de que el cónsul entrevistó a otros miembros de la familia que acompañaron al solicitante. Afortunadamente para nuestro cliente, sus dos familiares inmediatos respondieron correctamente y su caso no enfrentó ningún otro obstáculo.

Es importante que siempre que usted tenga que hablar con cualquier representante del gobierno se prepare adecuadamente. Cuando su relación va a ser escudriñada durante su aplicación y los procesos de entrevista nunca se debe asumir que porque su relación es real, el entrevistador reconocerá este hecho y aprobará su visa.

Nunca permita que ninguna persona sin licencia y/o sin experiencia prepare sus documentos de inmigración.

La oficina de Mercedes Cano ha practicado derecho inmigratorio por más de diecisiete años y nos especializamos en el perdón 601 A. Hemos preparado a muchísimos clientes y hemos estado presente en cientos de entrevistas y sin lugar a duda conocemos los problemas que pueden surgir durante estas entrevistas.

Si usted o alguna persona que conozca necesita una asesoría jurídica por favor contactenos para hacer una evaluación de su caso, puede contactarnos en nuestro teléfono 718-505-8506 o en nuestro Formulario de contacto, o puede agendar usted mismo su cita en http://www.mercedescano.com/reserva-de-citas/.

Síguenos en nuestras redes sociales Facebook, Twitter, YouTube o inscribete a nuestra lista de correo donde le informaremos más sobre las últimas noticias de inmigración.

 

Contact Us